La mitad de la energía que consumimos es “renovable”

 

El Observatorio de Energía de la Fundación Repsol ha publicado el estudio “Eficiencia Energética y Emisión de Gases de Efecto Invernadero” que elabora anualmente. En dicho estudio se pueden observar claras tendencias que se están consolidando durante estos últimos años.

En primer lugar, existe un descenso de la demanda energética debido a la crisis económica (un 6%), mientras que la eficiencia energética sigue con su tímido avance (apenas un 1%). Por otro lado, el aporte de la energía no renovable en España sigue bajando, un 32% en el caso de la producción de carbón, y un 7,5% en el caso del gas.

Estos datos, sin embargo, contrastan con la tendencia al alza cada vez mayor de la energía renovable, que subió un 79% en el caso de la energía hidroeléctrica, y un 15% en el caso de las energías eólicas y solares.

Todos estos datos dan como resultado un aporte de las energías renovables de un 43% del total de la energía en España durante el año 2013.

Las renovables serán caras o baratas, según quién lo diga, pero lo que no admite discusión es que son imprescindibles. Si el Gobierno decidiera hoy mismo desenchufar del sistema toda la producción eléctrica generada con tecnologías renovables, la mayor parte de España se quedaría a ciegas.

El 43% de toda la electricidad que se produjo en 2013 provino de las plantas eólicas, las centrales hidroeléctricas, las instalaciones fotovoltaicas, las termosolares…

energia-renovableAsí lo recoge el estudio Eficiencia Energética y Emisión de Gases Efecto Invernadero’, que anualmente elabora el Observatorio de Energía de la Fundación Repsol. El pasado ejercicio estuvo marcado por una alta hidraulicidad y por meteorología muy propicia para la generación eólica.

La primera de estas fuentes renovables se disparó un 79% y la segunda, un 14,7%. También la energía solar vivió un buen año, con un crecimiento de su aportación al mix del 15%. La Sostenibilidad es una aspiración de la Gestión Energética para Lodosa, tanto en su apartado económico como medioambiental. David Gordejuela, gestor energético municipal de Lodosa

Paradójicamente, la pujanza de las renovables en el mix energético de España tuvo que bregar el pasado año con la andanada antirrenovable del Gobierno. En el ejercicio en el que el Ministerio de Industria diseñó el mayor recorte de la historia a la retribución de las energías verdes, éstas aportaron al sistema casi la mitad de toda su producción.

El auge de las energías verdes contrastó con la fuerte caída de la aportación de las generación eléctrica con fuentes térmicas. La producción con carbón cayó un 32,1%, por el progresivo abandono de las políticas de ayudas a la minería nacional. El gas natural se redujo un 7,5%, por “el bajo nivel de actividad de las centrales de ciclo combinado”, señala el informe.

También recoge el documento que una de las principales causas de que aumente la eficiencia energética en España es la creciente aportación de las energías no contaminantes al mix. La eficiencia mejoró 1,1 puntos el pasado año, si bien aún se está a nueve puntos de la media de la Unión Europea.

La demanda de energía primaria se hundió un 6% en 2013, constatando que la recuperación económica está aún lejos de concretarse en datos concretos y parece, más bien, un espejismo alimentado desde el Ejecutivo.

Fuente: Voz Pópuli

No comments yet.

Deja un comentario

1 × cinco =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies